Los muros SCANhouse generan un microclima que evita las fluctuaciones bruscas de temperatura manteniendo la calidez en las frias noches de invierno mientras que sera fresco y agradable el dia en los duros dias de verano.

Esta es una de las características que más se le atribuye al hormigón celular, debido a su constitución. Las miles de burbujas de aire lo transforman en un poderoso aislante, es sabido que el aire tiene su poder aislante máximo, cuanto más pequeñas son las capas del mismo y menor es su movimiento. Estas dos condiciones se cumplen a la perfección en el hormigón celular y de aquí, sus altas cualidades como aislante.

SCANhouse proporciona una capacidad de aislamiento térmico 7 veces superior a un muro de ladrillos tradicionales de arcilla cocida y cuatro veces más que uno construído con bloques cerámicos huecos de 18 cms. de espesor.

Las células del hormigón celular tienen dimensiones muy pequeñas que varían según el elemento que se quiera fabricar, y además son independientes entre sí, lo que las hace mas aislantes, se comprende que tengan un coeficiente de conductividad térmica muy favorable, aún a temperaturas muy elevadas. En comparación se puede decir que el hormigón celular es hasta 7 veces más aislante térmicamente que el hormigón convencional.