La estructura celular del material da a los productos SCANhouse una gran resistencia a la humedad. La mampostería tradicional (ladrillo de barro o block de concreto) se satura rápidamente ya que estos materiales ofrecen poca resistencia a la humedad debido a su alta porosidad y capilaridad. La estructura celular de los productos SCANhouse no favorece la absorción de humedad dado que no proporciona vasos comunicantes entre sí, esto ayuda a que el material no se sature a menos que se encuentre sumergido por un largo periodo de tiempo. Existen tres diferentes orígenes del agua en el hormigón celular, la primera se produce inmediatamente después del curado, ya que el hormigón contiene aproximadamente 30% de agua en peso del material seco, el cual se pierde después de unos pocos años por absorción, la segunda, por medio de condensación capilar debido al aumento de la humedad relativa que lo rodea, y la tercera, por succión capilar en caso de estar en contacto directo con agua en estado liquido, ya que el hormigón absorberá el agua rápidamente. La presencia de celdas esféricas cerradas, distribuidas homogéneamente en su estructura, determina una baja capilaridad y absorción de agua de las unidades de hormigón celular, reduciendo la fluctuación de humedad, que se traduce en:

  • Mayor resistencia al agua, dado que su estructura impide la transferencia de humedad por capilaridad.
  • Reduce las diferencias de temperatura por lo que la fluctuación de la humedad es menor.